gallery/tube1
gallery/images (13)
gallery/images
gallery/descarga (6)
gallery/logosaludablementespeq

Plantas Medicinales

Sistema Respiratorio

 

 "Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años".

Abraham Lincoln 

 

 

Aquí encontrarás las plantas más indicadas para los desequilibrios del pulmón. 

 

Las plantas con acción en el sistema respiratorio son:

 

AMAPOLA (Papaver rhoeas L.)

Se denomina también Ababol. Se utiliza los pétalos.

Contiene antocianinas cuya genina el cianidol, le da la coloración a los pétalos. Alcaloides isoquinoléicos, el principal esla roeadina o readina (cuya estructura es semejante a la hydrastina) y la reagenina (derivado por demetilización), que le dan una acción sedante, ligeramente hipnótica y antiespasmódica (parasimpaticolítica). No tiene actividad de tipo morfínico, Mucílagos, que le dan acción emoliente y béquica.

También   contiene   flavonoides.   Algunos   autores   le   atribuyen acción descongestiva pelviana y favorecedor del drenaje linfático. Al extracto de la planta, algunos autores le dan propiedades antifúngicas.

Se utiliza para la tos espasmódica, tos ferina, asma, bronquitis. Para el insomnio de niños y ancianos.

A dosis fuertes puede producir somnolencia.

 

CAPUCHINA (Tropaeolum majus)

Planta de jardín muy conocida, también llamada "Mastuerzo de indias". Procede del Perú y fue introducida en España en el siglo XVI. Los Indios Peruanos la empleaban para curar heridas.

Se utilizan las hojas y flores, mejor frescas.

Contiene un glucotropaeolósido (isotiocinato de benzilo) que es un heterósido sulfurado. Se manifiesta como vasodilatador coronario y aumenta la amplitud y la frecuencia de las contracciones cardíacas.

Es expectorante, fluidificante de las secreciones bronquiales y antibiótico (específico para Eschericha, Salmonella, Estafilococo, Bacilos Gram + y -) y quizá aumente las fuerzas defensivas del organismo..

Es rubefaciente en uso externo, de ahí su aplicación como antidermatósico por su contenido en ésteres de ácidos grasos que posee la esencia de su semillas. Se usa como estimulante del cuero cabelludo. También posee carotenoides, ácidos-fenoles y heterósidos flavonicos, derivados del quercetol en las hojas y del kaempferol en las flores.

Se emplea en infecciones del sistema respiratorio y de vías urinarias. Puede consumirse en ensaladas. Su abuso puede irritar el estómago.

 

DROSERA (Drosera rotundifolia L.)

Es una planta carnívora. Si un insecto se posa en sus hojas, los filamentos que poseen se doblan sobre ellos, atrapándolos, y luego los bañan con secreciones que contienen enzimas digestivas similares a las del jugo gástrico y digieren a sus presas.

Se utiliza la planta entera.

Contiene naftoquinonas, la principal es la plumbagina o plumbagona (metil-2-hidrosi-5-naftoquinona-1-4). Otras: carboxi-hidroxi-naftoquinona y el rossolisido, que le confieren una acción antiespasmódica, a nivel bronquial e intestinal, antitusígena (por calmar la irritación del nervio laríngeo) y antibacteriana (inhibe el crecimiento de bacterias Gram +, estafilococos, estreptococos y neumococos).

Además también posee materias minerales, ácidos orgánicos (málico, cítrico, gállico), flavonoides, taninos, antocianósidos (dan la coloración roja a los pelos).

Si se utiliza durante largos periodos, también posee acción antiesclerosa. Algunos autores también la consideran diurética e hipoglucemiante.

En estado fresco es rubefaciente.

Se utiliza en disfunciones respiratorias, bronquitis, tos ferina, tos espasmódica, espasmos digestivos, etc..

 

EUCALIPTO (Eucalyptus globulus Labill)

Se utilizan las hojas de las ramas viejas.

Dentro de su composición química destaca su contenido en aceite esencial, cuyo principal constituyente es el cineol o eucaliptol (eter óxido terpénico). Contiene también: terpineol, carburos erpénicost (alfapineno), alcoholes alifáticos y sesquiterpénicos (eudesmol),aldehidos (butírico, valeriánico, capróico) y cetonas.

Posee además tanino (sustancia detoxificante), pigmentos flavónicos (heterósidos del quercetol) y un heterósido fenólic o complejo, el caliptósido, ácidos fenólicos (gállico, caféico), esinar y un principio amargo.

Sus acciones, debidas fundamentalmente al aceite esencial, son: Antiséptico de vías respiratorias y urinarias, por eliminarse su esencia a nivel pulmonar y por riñón. Expectorante y balsámico, por estimulación directa de las células secretoras de la mucosa bronquial. Hipoglucemiante.

Vermífugo (contra los gusanos intestinales). Antibiótico (específico para toxina tetánica, diftérica, bacterias Gram +, por su contenido en esencia y tanino). Antifúngica y desinflamatoria.

En uso externo es balsámico, antiséptico y cicatrizante.

Se usa en disfunciones respiratorias: bronquitis, gripes, faringitis, sinusitis, tos irritativa, asma, etc. Infecciones urinarias, parásitos intestinales. Diabetes. En uso externo para dermatosis, ulceras varicosas, etc.

Puede ser neurotóxico por acelerar el metabolismo hepático de algunos anestésicos, analgésicos y tranquilizantes. A dosis elevadas su aceite esencial puede producir molestias gástricas, hematuria, proteinuria, nauseas, taquicardia, convulsiones y delirio. No se recomienda tomar durante el embarazo y lactancia.

 

GRINDELIA (Grindelia robusta Nutt.)

Se utilizan las sumidades floridas.

Contiene fitosteroles (grindelol), ácidos grasos, lcohola cerílico, un alcaloide (grindelina), taninos gálicos y aceite esencial.

Sin embargo sus principios activos más destacados on:s una resina rica en diterpenos (ácido grindélico) y ácidos acetilénicos; ácidos fenólicos (p-hidroxibenzóico, vainílico, p-cumarínico); flavonoi des (quercetol, luteolol, kaenferol) y saponinas, que le confieren fitodinamia antiespasmódica,

expectorante,  béquica,  balsámica,  antiinflamatoria, antiasmática,  bactericida  (sobre  todo  frente al Diplococus pneumoniae y la Bordetella pertosis) y vitamínica P.

Se utiliza en disfunciones respiratorias: asma, bronquitis, laringitis, enfisema pulmonar, tos irritativa, etc. Espasmos gastrointestinales. Procesos reumáticos. Varices, fragilidad capilar. En uso externo se usa en dermatitis.

 

GROSELLERO NEGRO (Ribes nigrum)

Se utiliza las hojas y los frutos.

Las hojas contienen trazas de un aceite esencial, constituido sobre todo por hidrocarburos terpénicos, taninos y ácido quínico. Son utilizadas en Naturopatía como diuréticas, antirreumáticas, antigotosas, antiinflamatorias, antihipertensivas y estimulantes corticosuprarrenales.

Los frutos son ricos en glúcidos, sobre todo en pectina (1,3%), flavonoides (miricetol, quercetol, kaempherol), antocianosidos (glucósidos y rutinosidos de cianidol y de delfinid ol), contienen abundante vitamina C y ácidos orgánicos (cítrico, málico) que le confieren una fitodinamia vitaminica P, tónico venoso, aumentan la agudeza visual, sobre todo por la noche, antiinfecciosa, antidiarreico y en uso externo hemostático.

Se utiliza en los trastornos circulatorios de origen venoso (varices, hemorroides), en la prevención de accidentes vasculares, en los reumatismos (se puede asociar al Fresno y Ulmaria), para aumentar la agudeza visual, en alergias.

A dosis fuertes el extracto del fruto puede acelerar el tránsito intestinal.

 

HELENIO (Inula helenium)

Se utiliza la raíz y el rizoma.

Contiene un aceite esencial, la helenina (mezcla de lactonas sesquiterpénicas, la principal es la alantolactona, acompañada de isoalantolactona y de dihidroalantolactona), lactonas derivadas del timol, inulina (fructosano), un principio amargo (la alantopicrina), esteroles (stigmasterol), alcoholes triterpenicos (dammaradienol), fitomelanos (resinas) y materias minerales.

Posee propiedades bactericidas, antivirales, antihelmínticas, antifúngicas (semejante su fitodinamia a la nistatina), por su contenido en helenina. Además es expectorante, broncodilatadora y antitusiva, por el timol, diurética por la inulina, colerética, colagoga, tónica y estimulante del apetito y antiséptico urinario. Según autores franceses es una planta estimulante global de la hipófisis, que presenta un acción antialérgica marcada a nivel pulmonar.

En uso externo es vulnerario y antipruriginoso. En eccemas, urticaria, heridas, ulceras.

Se utiliza en disfunciones respiratorias (tos irritativa, traqueitis, bronquitis, asma, etc.), disfunción biliar, falta de apetito, hipertensión, parásitos ntestinales, hongos en la piel, etc.

Dosis excesivas pueden producir vómitos y dolores de estómago.

 

HELICRISO (Helicrysum italicum)

Se utiliza la sumidad florida.

Posee propiedades diuréticas, colagogas, coleréticas y hepatoprotector, debido a los numerosos flavonoides que entran a formar parte de su composición. Contiene un aceite esencial (nerol, &- pinero, eugenol, linalol), y sobre todo flavonas (apigenol, luteolol), flavonoles (kaempherol, quercetol), flavonones, son los más numerosos (naringenol) y glucósidos (helicrisina, salipurposido, isohelicr isina, isosalipurposido).

El kaempherol, nariugenol y la isohelicrisina, producirían un aumento de la coleresis. El quercetol le confiere fitodinamia antialergica, antitoxinante del hígado y antiinflamatoria.

Esta indicado en asma, bronquitis, alergias, dermatosis, urticaria, eczemas, psoriasis, hepatitis, etc.

 

HIEDRA TERRESTRE (Glechoma hederacea L.)

Se utilizan las sumidades floridas.

Contiene un principio amargo, la marrubina que es una lactona diterpénica semejante a la del marrubio, pero aquí está en menor cantidad. También posee trazas de aceite esencial, colina, taninos y ácidos-fenoles (cafeíco, clorogénico, etc.).

Tiene propiedades expectorantes y antitusivas (Marrubina). Astringente por su contenido en tanino. Antiséptico (ácidos-fenoles).

También estimula la secreción gástrica (marribina).

Algunos autores le confieren también propiedades antiespasmódicas y sudoríficas.

Se utiliza en disfunciones respiratorias: bronquitis, catarros, etc. En uso externo en caso de heridas No se recomienda dar sobredosis porque puede producir irritación gástrica.

 

HISOPO (Hyssopus officinalis)

Se utilizan las hojas y las sumidades floridas.

Tiene acción expectorantes, béquicas y fluidificantes de las secreciones bronquiales, debidas a un principio amargo lactónico (la marrubina). Antiséptico bronquial (tuyona), antiviral (ácidos fenoles).

Es estimulante de las funciones digestivas y del sistema nervioso.

Además contiene flavonoides (diosmósido), ácidos fenoles (cafeico, clorogénico, rosmarínico), triterpenos (ácido ursólico y oleanólico), colina, que interviene en su fitodinamia hipotensora, por fitodinamia directa sobre la musculatura lisa vascular. Es estimulante del SNC y parasimpaticolítico, debido a su contenido en pinocanfeno. También tiene acción antigonadotrópica.

En uso exterior actúa como vulnerario.

Indicada en bronquitis, catarros, asma, tos seca, etc. Como estimulante del apetito, dispepsias, etc. Está contraindicado en casos de inestabilidad neurovegetativa. No es aconsejable usar su esencia, porque al ser muy rica en tuyona, puede ser convulsionante.

 

LLANTEN (Plantago lanceolata L.)

Se usa la planta entera (hojas).

En su composición existen mucílagos, pectinas, taninos y un glucósido cromogénico del que se hablará después.

Varias acciones de esta planta son importantes, entre ellas la acción antiinflamatoria, astringente, béquica, emoliente y cicatrizante.

Se  ha  comprobado  que  tiene  una acción  antihistamínica, antipruriginosa y antialérgica.

Debido a estas acciones puede ser útil tanto en uso externo para heridas, picaduras de insectos, alergias, herpes, disfunciones de los ojos, etc., como en uso interno para disfunciones de boca, garganta, sistema digestivo (gastritis, ulceras gastroduodenales, diarreas), tos, bronquitis, asma. Se empleó y se emplea en hemorragias, hemorroides, diarreas, dolores gastrointestinales.

Respecto al glucósido que posee, se trata de un iridoide llamado aucubósido o catalpol. Este principio por hidrólisis produce un dialdehído que actúa sobre las proteínas de los microorganismos, teniendo por tanto propiedades antibacterianas.

Se ha indicado en repetidas ocasiones su utilidad para conseguir la deshabituación al tabaco.

El Plantago major posee además en su composición ácidos-fenoles (ferulico, p-coumarino, etc.) y una lactona (la loliolida) o digiprolactona, flavonoides, colina y un alcaloide (noscapida) que además de las propiedades del P. lanceolata se le añaden una fitodinámia espasmolítica e hipocolesterolemiante.

Las semillas del género Plantago se utilizan en el tratamiento del estreñimiento crónico, como laxantes mecánicos, debido a su rico contenido en mucílagos, que por hidrólisis dan d-xilosa, 1-arabinosa y ac. aldobiurónico. Contienen también aceite, aucubin-glucósido, azucares, esteroles y proteínas.

 

MALVA (Malva sylvestris L.)

Se utiliza la flor y a veces las hojas.

La flor contiene sobre todo mucílagos de naturaleza uronica, que por hidrólisis da ácido galacturónico, galactosa, arabinosa, y ramnosa, y antocianosidos cuya genina es el malvidol (le da coloración roja).

Las hojas poseen mucílagos, vitamina A, vitamina B1, Vitamina B2 y vitamina C, además tienen un principio oxitocico y estimulante del intestino.

Posee propiedades emolientes, desinflamatorias, béquicas y laxante ligero.

Se utiliza en catarros, bronquitis, faringitis, asma, gripe, estreñimiento, etc.

 

MALVAVISCO (Althaea officinalis)

Ya los romanos lo empleaban como verdura. La parte más interesante es la raíz, aunque también se emplea la hoja y la flor.

Contiene abundantes mucílagos de naturaleza urónica (20%) que por hidrólisis forman ac. galacturónico, ramnosa, arabinosa y hexosas, con propiedades emolientes, antitusívas (alivian la irritación y facilitan la expectoración) y antiinflatorias.

Contiene  también  almidón  (35%),  azucares,  pectina, minerales.  Los lípidos y prótidos son poco abundantes (asparagina  2%).

Muy útil en inflamaciones del aparato digestivo (gastritis, ardor de estómago, ulceras, estreñimiento, etc.), del aparato respiratorio (tos, bronquitis, laringitis, etc.) o de la piel.

En uso externo, como hemolítico se utiliza para madurar granos, forúnculos, etc.. Como suavizante para contrarrestar el uso del sen u otro laxante con antraquinonas. En algunos lugares se emplea la raíz de malvavisco como calmante en la dentición de los bebes.

 

MARRUBIO (Marrubium vulgare)

Se utilizan las hojas y sumidades floridas.

Contiene principios amargos, el más importante es al marrubina (lactona diterpenica, que lleva un núcleo furano), sales minerales ricas en potasio y hierro, saponinas, trazas de aceite esencial, un poco de taninos, mucílagos, ácidos-fenoles (ácido caféico, clorogenico, etc.) y colina.

Posee propiedades expectorantes, fluidificantes de las secreciones bronquiales, febrífugo, tónico amargo, eupéptico, diurético, sedante cardiaco ligero (no se sabe porque), colerético (para algunos autores esta acción es debida al ácido marrubico, obtenido por saponificación y abertura del anillo lactónico de la marrubina y a los ácidos-fenoles).

Se utiliza en disfunciones pulmonares (bronquitis, asma, etc.). En taquicardias y arritmias, se asocia al Espino Blanco. En falta de apetito, digestiones lentas, etc.

 

PINO (Pinus silvestris L.)

Se utilizan las agujas, las yemas, su esencia (obtenida por destilación de las hojas y ramas jóvenes) y a veces su alquitrán.

Las agujas son ricas en vitamina C y flavonoides con acción antiescorbutica. Poseen pinosilvina (derivado del stilbeno) con acción antifúngica y sobre todo aceite esencial rico en pineno, limoneno, borneol, acetato de bornilo, cadineno, etc. que le confiere acción antiinfecciosa, antigotosa y estimulante de las suprarrenales.

Las yemas poseen glucidos, un hexitol (pinitol), aceite esencial (rico sobre todo en pineno y limoneno), un coniferósido (glucósido del alcohol coniferílico) y un principio amargo (pinicrina) que le confieren acción antiséptica pulmonar y urinaria, expectorante, balsámica, diurética y estimulant de las suprarrenales.

El alquitrán o esencia de trementina posee carburos (benzeno, tolueno, xileno, stireno, naftaleno, reteno), trazas de ácidos orgánicos (fórmico, acético), ácidos resínicos (ácido abiético) y sobre todo fenoles y sus ésteres (pirocatecol, gaïacol, cresol, creosol) que le confieren acción antiséptica pulmonar y urinaria, expectorante, anticatarral y vermífuga. También posee capacidad de disolver los cálculos biliares.

Se recomienda en disfunciones de vías respiratorias sobre todo en bronquitis, infecciones de vías urinarias (cistitis, uretritis), reumatismo, cálculos biliares, parásitos intestinales (sobre todo contra la tenia).

En uso externo es rubefaciente, antiséptico, parasiticida y balsámico, usándose en casos de bronquitis, gripes, sinusitis (inhalaciones), dermatosis (psoriasis, eccemas), reumatismo, etc.

Puede producir irritación de las mucosas a grandes  dosis. No dar en caso de irritación renal.

 

PULMONARIA (Pulmonaria officinalis L.)

Se utiliza la planta entera.

Dentro de su composición química destaca su contenido en mucílagos y alantoína que le confieren propiedades emolientes y cicatrizantes. También lleva incluidos en su composición taninos que le proporcionan una ligera acción astringente.

Por su contenido en saponinas posee acción expectorante, balsámica, diurética y sudorífica.

La Pulmonaria es una planta remineralizante por su gran riqueza en sales minerales y sobre todo en sílice, que favorece la cicatrización de las lesiones óseas (actividad semejante a la Consuelda) , aumenta la resistencia del tejido conjuntivo y aumenta la actividad leucocitaria frente a las infecciones.

También posee cierta actividad antigonadotrópica.

En uso externo es emoliente, antiinflamatoria y cicatrizante.

Se utiliza sobre todo en disfunciones de vías respiratorias: tos, bronquitis, faringitis, tuberculosis pulmonar, gingivitis. Reumatismos, fracturas óseas.

Al igual que con el Tusilago, hay que tener cuidado y no se aconseja dar durante mucho tiempo seguido debido a su contenido en alcaloides pirrolisidínicos, pues son hepatotóxicos.

 

SAUCO (Sambucus nigra)

Se utilizan las flores (sobre todo), los frutos y a veces la segunda corteza (únicamente el liber).

Las flores deben a sus mucílagos, las propiedades emolientes y ligeramente laxantes. La presencia de materias minerales, sobre todo, nitrato potásico, flavonoides (rutósido, isoquercitrósido), aceite esencial (ácido caféico y clorogénico) y ácido ursólico yeanólicol, le confieren propiedades diuréticas, sudoríficas y estimulante de las defensas del organismo.

Los frutos contienen pectina, ácido orgánicos (cítrico, málico, tártrico), antocianósidos (heterósidos de la cianidina: crisantemina, sambucianina) y hemoaglutininas. Hay que tener cuidado porque son cardiotóxicas, por producir aglutinación de los gló bulos rojos. A veces se utilizan por sus virtudes laxantes, diuréticas y antiespasmódicas.

La corteza posee trazas de alcaloides, colina y triterpenos (ácido ursólico, &-amerine, betulina). Tiene semejantes propiedades que las flores. Es muy diurética. A dosis fuertes puede producir vómitos y diarreas.

Indicada en disfunciones respiratorias (catarros, gripes, bronquitis, etc.), reumatismo.

En uso externo se utiliza en inflamaciones, quemaduras, eczemas, disfunciones oculares, etc.

 

SERPOL (Thymus serpyllum)

Se utiliza el tallo florido.

Contiene aceite esencial rico en timol, carvacrol y p-cimol. Ácidos-fenoles (ácido caféico, rosmarínico, ursólico y oleanólico). Posee abundantes alcoholes terpénicos (linalol, terpineol, geraniol y cineol). Flavonoides (derivados del apigenol, luteolol, diosmetol, scutellaceol), tanino, saponinas.

Su riqueza en timol y carvacrol le confieren propiedades expectorantes, balsámicas, antitusivas, antisépticas, antivirales, antiespasmódicas, eupépticas, carminativas, antigonadotrópicas y parasimpaticolíticas, a las qu e contribuyen el resto de sus componentes.

Los flavonoides además le proporcionan acción diurética, tónica venosa y vitamínica P (aumenta la resistencia capilar y disminuyen la permeabilidad).

En uso externo es antiséptico y vulnerario. Por lo que se usa en caso de llagas, heridas, infecciones cutáneas, estomatitis, vaginitis. En forma de gargarismos en disfunciones respiratorias.

Se emplea en trastornos digestivos (dispepsias, flatulencias, espasmos gastrointestinales, falta de apetito), respiratorios (bronquitis, catarros, gripes, faringitis, sinusitis, tos irritativa, etc.).

A grandes dosis puede producir anestesia ligera. Su esencia a dosis altas puede ser convulsionante. Utilizar con precaución en los niños por la posibilidad de reacciones alérgicas (broncoespasmos).

 

TOMILLO (Thymus vulgaris)

Se utilizan las hojas y las flores.

Contiene esencia rica sobre todo en timol y carvacrol, dos fenolisómeros. Otros fitoconstituyentes importantes son los flavonoides (derivados de apigenol y luteolol), ácidos-fenoles (ácido cafeico, ácido rosmarínico), vitamina B1, vitamina C, manganeso, taninos, saponinas, etc.

Estos principios activos, sobre todo la esencia, los flavonoides y los ácidos-fenoles, confieren a esta planta las siguientes propiedades:

Espasmolítica intestinal.

Inhibidora del sistema nervioso simpático.

Estimulante de la circulación.

Estimulante del sistema nervioso central.

Béquica y expectorante.

Eupéptica y colerética.

Antibiótica y antiviral.

Antifungina.

Vermífuga.

Desinflamatoria.

Cicatrizante.

NOTA: No se debe olvidar que las acciones de muchas plantas son variables e incluso contrarias dependiendo de la dosis empleada.

Esta planta puede ser útil, entre otros trastornos, en fenómenos fermentativos intestinales, asma, bronquitis, gripes, catarros, heces malolientes, como tónico digestivo, tos, dolores espasmódicos digestivos, infecciones por hongos, lombrices, etc.

 

TUSILAGO (Tussílago farfara L.)

Su nombre Latino significa "disipador de la tos". Se utiliza las hojas y los capítulos florales.

Las flores contienen mucílagos urónicos, que por hi drólisis liberan pentosas, galactosas y ácidos urónicos. Alcoholes riterpénicos (arnidiol y faradiol). Flavonoides: rutósido e hiperósido (gala ctósido de quercetol). Carotenoides (xantofila que colorea las flores de amarillo). Trazas de aceite esencial y un poco de tanino. Además las flores jóvenes también posee un alcaloide pirrolisidínico, la senkirkina (hepatotóxico).

Las hojas son ricas en materiales minerales, sobre todo en nitrato de potasio, calcio, zinc, etc., y en mucílagos. Además posee un principio amargo y un poco de tanino.

Por su contenido en alcoholes terpénicos y flavonoides, posee propiedades expectorantes y espasmolítica ligera. Además los mucílagos urónicos le confieren acciones béquicas, emolientes, calmantes y desinflamatorias.

Se utiliza en disfunciones respiratorias aguda y crónicas: tos irritativa crónica, catarros, bronquitis, traqueitis, faringitis, laringitis, enfisema pulmonar, silicosis, etc..

En uso externo las hojas son emolientes y cicatrizantes, por lo que en decocción las podemos utilizar en forma de baños y compresas para casos de heridas de difícil curación, ulceras y disfunción es eruptivas de la piel.

Hay que tener cuidado con las flores jóvenes ya que  poseen la senkirkina (alcaloide pirrolisidínico), que es hepatotóxica por escisión de los alcaloides en el hígado, dando ésteres pirrólicos fuertemente alquilantes, por lo que no se aconseja dar durante mucho tiempo seguido, aunque parte de ellos parece ser que se destruyen durante la decocción. No utilizar en embarazadas.