gallery/tube1
gallery/images (13)
gallery/images
gallery/descarga (6)
gallery/logosaludablementespeq

Plantas Medicinales

Sistema Digestivo

"Ni tan lento que la muerte te alcance, ni tan rápido que des alcance a la muerte."

 

Aquí encontrarás las plantas más recomendadas para los desequilibrios del sistema digestivo.

Dentro de la gran variedad de plantas que podemos utilizar en este apartado, estableceremos una pequeña clasificación.

Plantas aperitivas (estimulantes del apetito): se incluyen dentro de este grupo aquellas plantas que, por poseer principios amargos o aromáticos, estimulan las secreciones gástricas: GENCIANA, LUPULO, MARRUBIO, TRÉBOL DE AGUA, BARDANA, LIQUEN DE ISLANDIA, GINSENG, CARDO SANTO, ACIANO, CONDURANGO, ACHICORIA, ALHOLVA.

Plantas digestivas y eupépticas: son todas aquellas plantas que favorecen la digestión. Entre las plantas que posee esta acción pueden distinguirse dos grupos:

Plantas con enzimas proteolíticos: LA PAPAÍNA, OBTENIDA DE CARICA PAPAYA (PAPAYA) Y LA BROMELINA DE ANANAS COMOSUS (PIÑA), poseen enzimas capaces de desdoblar las proteínas en peptonas, por lo que son útiles en gastritis, dispepsias, etc.. Generalmente se emplean como preparados enzimáticos.

Plantas ricas en aceites esenciales y principios amargos: estimulan el peristaltismo y las secreciones digestivas, favoreciendo la digestión.

Plantas con aceites esenciales: AJEDREA, MANZANILLA AMARGA, MANZANILLA DULCE, ORÉGANO, CENTAUREA MENOR, ESTRAGON, AJENJO, HINOJO, HIERBA LUISA, MELISA, MENTA, POLEO, ALBAHACA, MEJORANA, ANÍS VERDE, ANÍS ESTRELLADO, ROMERO, ANGÉLICA, DIENTE DE LEÓN, SERPOL, TOMILLO, VERBENA.

Plantas con principios amargos: ACHICORIA, CARDO SANTO, LUPULO, MARRUBIO, MANZANILLA COMUN, TRÉBOL DE AGUA, LIQUEN DE ISLANDI A, CENTAUREA MENOR, TÉ DE ROCA.

Plantas carminativas o antiflatulentas: son aquellas que favorecen la eliminación de los gases retenidos en el tracto gastrointestinal y previenen su formación. Poseen esta acción las plantas ricas en esencia ya que provocan una irritación de la mucosa gastrointestinal, al entrar en contacto con ella, dando lugar a un aumento de la motilidad y relajación del cardias con lo que se favorece la expulsión de gases: COMINOS, ANÍS ESTRELLADO, ANÍS VERDE, HINOJO, MENTA, ANGÉLICA, MELISA, AJENJO, ALCARAVEA, CORIANDRO, HIS OPO, HIERBA BUENA.

Plantas con acción antiúlcera gastroduodenal: son aquellas plantas que pueden ejercer esta acción, bien por su contenido en mucílagos que actúan protegiendo la mucosa gástrica e impidiendo su irritación por los jugos gástricos (LLANTÉN, MALVAVISCO, MILENRAMA, GORDOLOBO, CALÉNDULA, CONSUELDA, CONDURANGO), o bien por su contenido en saponinas triterpénicas, dentro de este grupo la planta más representativa es el REGALIZ.

Plantas de acción espasmolítica y anticolinérgica digestivas: son plantas capaces de disminuir el tono y las contracciones gástricas e intestinales, sobre todo cuando existe hipermotilidad y espasmos, que son los causantes del dolor. Tienen principios activos de estructura muy variada (alcaloides, flavonoides, cumarinas, esencias, etc.): ANGÉLICA, MELISA, MILENRAMA, MANZANILLA ROMANA, CALENDULA, CORIANDRO, REGALIZ, ANÍS ESTRELLADO, LAVANDA, HIERBA LUISA, MANZANILLA AMARGA, MANZANILLA DULCE, MENTA, POLEO, ALBAHACA, MEJORANA, ORÉGANO, ROMERO, SALVIA, AJEDREA, VERBENA, LÚPULO.

 

  • Aperitivas, estimulantes del apetito:

CARDO SANTO (Cnicus benedictus L.)

Se utiliza la planta entera florida, sin raíces.

Dentro de su composición destaca sus heterósidos amargos, la cnicina (lactona sesquiterpénica del tipo germacranólido) y la benedictina que le confieren una acción aperitiva, eupéptica, antibiótica (sobre todo frente a brucellas, shigellas y escherichia coli), diurética, febrífuga, sudorífica e hipoglucemiante.

También posee trazas de aceite esencial que contiene compuestos poliacetilénicos con acción bacteriostática y antifúngica.

Además contiene un poco de tanino, materias minerales, sobre todo sales de potasio, mucílagos, compuestos triterpénicos y esteroideos, y flavonoides (glucósidos de apigenol, luteol y kamferol). Estos dos últimos le proporcionan acción diurética y antirreumática.

Algunos autores le atribuyen acción antitumoral (cnicina).

Se utiliza en inapetencia, dispepsias, edemas, oliguria, hiperuricemia, reumatismos, fiebre, fiebre de Malta, diabetes ligera, etc.

En uso externo puede usarse en el herpes zoster.

A dosis excesivas pueden ocasionar irritación de la mucosa digestiva y vómitos.

 

GENCIANA (Gentiana lutea L.)

El nombre de esta planta procede supuestamente de un rey Iliria que descubrió su acción para bajar la fiebre. Se utiliza la raíz.

Dentro de su composición química, destaca su contenido en principios amargos, entre ellos el gentiopicrósido, muy abundante, la amarogentina que es responsable del amargor de la planta, la swertiamarina y gentiamarina que le confieren una acción como tónico amargo, eupéptico (aumenta la motilidad y la secreción gástrica), aperitiva, colerética y colagoga. Alcaloides (gentianina y genciolutina, que se obtienen a partir del genciopicrósido) con acción antipirética y espasmolítica (junto a los principios amargos).

También posee glúcidos, entre ellos, peptina sobretodo, y oligosacáridos (gentianosa, gentiobiosa y sacarosa) que le proporcionan una fitodinámia hemostática, tanto interna como externamente, gracias a la peptina.

Contiene una pequeña cantidad de lípidos insaponificables con acción desinflamatoria y cicatrizante. Además posee pigmentos amarillos del grupo de las xantonas (genticina, isogenticina y gentiósido) y una pequeña cantidad de taninos.

Según algunos autores, aumenta las defensas del organismo, a expensas del aumento de glóbulos blancos (leucocitos).

En uso externo se usa como tónico capilar en forma  de loción.

A dosis elevada, puede producir irritación gástrica y vómitos por los principios amargos. No dar a lactantes, pues pasan a la leche.

Darla antes de las comidas. Entra en la composición  (raíz fermentada) de numerosos licores.

Se utiliza en casos de inapetencia, dispepsias, insuficiencia hepática, atonía gástrica e intestinal, etc.

 

LÚPULO (Humulus lupulus L.)

Se utiliza los conos o piñas y el lupulino, que se obtiene sacudiendo los conos.

Contiene aceite esencial, constituido por carburos terpénicos (mirceno, humuleno, cannabina) y un ester valeriánico del borneol, al que debe su acción sedante ligera y espasmolítica.

Es tónico amargo y estomáquico por su resina que contiene principios amargos, la lupulona (ácido beta-lupulínico) y la humulona (ácido alfa-lupulínico), que le confieren también acción antibacterianas, sobre todo frente a bacterias Gram + y el bacilo tuberculoso.

También es anafrodisíaco, en el hombre, y emenagogo, en la mujer, por su contenido en derivados estrogénicos (estrona y estradiol) y antiandrógenos.

Además posee materiales minerales, lípidos y ceras, un poco de tanino, pigmentos flavónicos (xantohumol y glucósidos del quercetol y kaenferol), aminas y colina.

En uso externo es antiálgico, por lo que se emplea en dolores reumáticos, neuralgias (lumbagos, ciática). También se utiliza en cosmetología.

Se usa en casos de falta de apetito, digestiones lentas y pesadas, nerviosismo, insomnio, jaquecas, convalecencias, eyaculación precoz, menopausia, reglas dolorosas, etc.

A grandes dosis puede provocar vértigos y nauseas.

Plantas con acción digestiva y eupéptica

 

  • Con actividad enzimática

PAPAYA (Carica papaya)

La Papaya es una fruta tropical de la familia de las Caricáceas, empleada desde hace muchos años por sus excelentes acción digestiva. Tradicionalmente, en los países de origen, es habitual ablandar la carne, envolviéndola en hojas de papayo durante algunas horas. Su jugo fresco se usa también como antihelmíntico. Dentro de su composición química debemos destacar su riqueza en vitaminas A, C y del grupo B y en Papaína que es una enzima proteolítica.

La papaína bruta, contiene un poco de agua, glúcidos, ácidosorgánicos y una mezcla de enzimas, donde destacan las denominadas proteasas que actúan rompiendo los enlaces peptídicos en cualquier lugar de la cadena peptídica en la que se hallen situados (endopeptidasas). Dentro de estas enzimas proteolíticas, la que se encuentra en mayor cantidad es la papaína, de la que se distinguen la papaína I o papaína propiamente dicha y la papaina II o quimopapaina, que es más estable en medio ácido, pero su actividad proteolítica es cuantitativamente menos marcada que la de la anterior, pues sólo coagula la leche. Además también contiene pequeñas cantidades de otros enzimas: papaya peptidasa A, lipasa y lisozima (enzima que rompe las paredes de las células bacterianas).

La papaína pura, es una proteína constituida por 212 aa, que se encuentran enrollados en dos partes separadas por un puente que tiene un lugar activo con un grupo tiol (SH) libre. La papaína es una enzima de baja especificidad que hidroliza tanto las proteínas como los péptidos de pequeño tamaño, amidas y ésteres. Preferentemente actúa sobre los aminoacidos básicos, leucina, glicina, así como sobre arginina, lisina y fenil-alanina (son en enlacen próximos al grupo carboxilo de la fenilalanina). Es activada por la cisteina (aa), el tiosulfato (compuesto de azufre) y el glutatión. Es inhibida o inactivada por iones metálicos (zinc, cadmio, hierro, plomo), oxidantes (H2O2, radicales libres, etc.) y por agentes que reaccionan con los tioles (ácido ascórbico).

La papaína no se absorbe, por lo que únicamente actúa a nivel del tubo digestivo

 

PIÑA  (Ananas comosus)

La piña es otra fruta tropical de la familia de las Bromeliáceas. Es también muy rica en vitaminas A, C y B, además de una enzima proteolítico denominado Bromelaína que es en realidad una mezcla de diferentes proteasas. También se utiliza como antihelmíntico.

La bromelaína de los tallos es una glicoproteína básica, cuya parte azucarada es un oligosacárido, que no parece indispensable para actividad proteolítica. Posee un lugar activo con un agrupamiento tiol (SH) libre. La bromelaína de los frutos, no es seguro que sea una glicoproteina , pero sí que se trata de una proteasa ácida .

Tiene una actividad proteolítica análoga a la papaína. Es activa frente a todo tipo de sustratos protéicos, amidas y ésteres de aminoácidos, pero destaca su acción sobre los enlaces peptídicos de las cadenas de péptidos cortos. Tiene preferencia en la ruptura del enlace peptídico de las proteínas en las uniones de los a.a. Arginina-Alanina, Alanina-Glutamina, Leucina-Lisina y Glicina-Arginina

Hidroliza la caseína de la leche. Se activa y se inhibe por los mismos agentes que la papaína. Su intensa actividad proteolítica no se modifica en zona de pH comprendido entre 3 y 8, o sea, que puede ejercer su acción tanto en medio gástrico como intestinal.

Tiene también una acción antiedematosa (está en relación con los grupos sulfidrilos o tioles activos en la enzima) y desinflamatoria, aumentando la permeabilidad de los tejidos.

La absorción de la bromelaina a nivel del tracto gastrointestinal es escasa (se absorbe intacta sin desnaturalizar), siendo excretada por orina, la mayor parte se elimina por heces después de ejercer su acción durante la digestión, por lo que no produce reacciones adversas.

Ambas se recomiendan en: Dispepsias funcionales por insuficiencia secretora gástrica (hipoclorhidria), insuficiencia pancreática crónica , alteraciones psíquicas y/o neurovegetativas , y por insuficiencia hepatobiliar. Colon irritable. Aerofagias y flatulencias. Digestiones difíciles con sensación de pesadez e hinchamiento después de las comidas. Atonías digestivas. Diarreas. Estreñimiento o constipación.

Somatizaciones digestivas de neurosis. Gusanos intestinales. Secuelas de diversas disfunciones intestinales: amebiasis, parasitosis, etc.

 

  • Plantas con aceites esenciales     

AJEDREA (Satureia hortensis = S. montana).

Se utiliza la planta florida y las hojas.

Contiene aceite esencial, rico en timol y carvacrol sobre todo, además posee cineol, diterpeno, etc. que le confieren acción antiséptica, antibacteriana y antifúngicas (mucho más potente incluso que las de la esencia de Lavanda, Romero y Tomillo). Eupéptica, espasmolítica, carminativa, aperitiva, estimulante de las suprarrenales, afrodisíaca y cicatrizante. Con dosis altas de la esencia, puede ser convulsionante.

Posee también taninos, principios amargos, sistosterina, ácido ursólico, ácido fenolicos, caféico y rosmarinico. Estos últimos le proporcionan una acción colerética, colagoga, diurética y antiúrica.

Influye favorablemente sobre la totalidad del tracto gastrointestinal. Es adecuado para estimular la digestión, contra las flatulencias y para estimular el apetito.

Se utiliza en digestiones pesadas, espasmos intestinales, fermentaciones intestinales, dolores gástricos, diarreas, etc.

En uso externo para llagas, heridas y picaduras de insectos.

 

ORÉGANO (Origanum vulgare L.)

Se utilizan las sumidades floridas.

Contiene aceite esencial, de composición variable según las razas, posee sobre todo timol y carvacrol, ácidos-fenoles (cafeico, clorogenico, rosmarinico), flavonoides (derivados del apigenol, luteolol, Kaempherol y diosmetol).

Posee acción estomaquicas (favorece la secreción de jugos gástricos), carminativas, antiespasmódico y antibiótico potente, por su contenido en aceite esencial. En uso externo es vulnerario, ayudando en la cicatrización.

Se utiliza en disfunciones digestivos (dispepsias, flatulencias, etc), en accesos de tos, faringitis, bronquitis. En uso externo en heridas, úlceras, etc.

No dar sobredosis, ni utilizar en el embarazo.

 

ESTRAGON (Artemisia dracunculus L.)

Se utiliza sobre todo las hojas.

Destaca su contenido en aceite esencial (metilchavicol o estragol, terpenos: ocimeno, felandreno), al que debe las características de condimento. También posee cumarinas (herniarina), pequeñas cantidades de principio amargo y taninos.

Tiene acción eupéptica, estimulantes digestivas, carminativas, espasmolíticas (vagolíticas) y emenagogas.

Según algunos autores acelera los intercambios celulares de todo el organismo, fortaleciéndolo al mismo tiempo.

Se recomienda en caso de inapetencia, anorexia, digestiones lentas, meteorismo, hipo. Amenorrea. A grandes dosis su esencia es neurotóxica (paralizante).

 

VERBENA (Verbena officinalis L.)

Antaño fue considerada como una planta sagrada a la que atribuían poderes sobrenaturales. Se utiliza la planta florida.

Contiene un heterósido, el verbenalósido, cuya hidrólisis proporciona el verbenalina y verbenina que le confieren una acción espasmolítica, uterotónicas (activa las contracciones uterinas) y favorecedora de la secreción láctea.

Además   posee   heterósidos   cardiotónicos,   taninos,   mucílagos, saponinas, un heterósido amargo, sales minerales y aceite esenciales, rico en citral. Su esencia se obtiene a partir de las hojas.

Tiene acción parasimpaticocomiméticas (miosis, disminuye la frecuencia cardiaca, aumenta el peristaltismo intestinal, broncoconstricción, estimulación glandular, excepto a páncreas), antiálgicas, antitérmicas, vasodilatador renal (dirécticas), cardiotónicas, eupépticas, digestivas y coleréticas.

Es antigonadotrópica y frena la acción de las suprarrenales, por su esencia. Su extracto es analgésico y potenciador de las prostaglandinas.

Se emplea en disfunciones digestivos (dispepsias, espasmos gastrointestinales, etc.), renales, agotamiento nervioso, insomnio, migrañas, etc. En su uso externo, como cataplasmas (sinusitis, flemones, hematomas, heridas, etc.), en forma de enjuagues (ulceras bucales, disfunciones de garganta, etc.).

Contraindicado durante el embarazo.

 

  • Plantas antiflatulentas o carminativas

HINOJO (Foeninculum vulgare Mill.)

Se utilizan sobre todo los frutos. A veces se usan la raíz y las hojas.

Contiene aceite esencial, rico en anetol, estragol, canfeno, fenona, carburos terpénicos (fenchona), que le confiere acción carminativa (antiflatulenta), eupéptica (estimula la motricidad del estómago), espasmolítica, galactagoga, expectorantes, antisépticas y diuréticas.

Algunos autores le atribuyen una acción emenagoga e inhibidora del tiroides.

La raíz por su contenido en aceite esencial y cumarinas (umbeliferona, bergapteno) es diurética, por lo que favorece la eliminación de cloruros y ácido úrico, y eupéptica, por lo que se puede utilizar sobre todo en disfunciones renales (oliguria, cistitis, cálculos renales, etc), gota.

Las hojas son vulnerarias por su contenido en flavonoides y trazas de esencia.

Se utiliza en disfunciones digestivos (digestiones lentas y pesadas, aerofagias, espasmos gastrointestinales, anorexia, etc), bronquitis. En uso externo se usa en blefaritis y conjuntivitis (junto con eufrasia, llantén, manzanilla).

A dosis fuertes es convulsionante de sistema nervioso central, puede producir crisis epileptiformes, seguidas de depresión y somnolencia.

 

ANIS ESTRELLADO (Illicium verum Hook.)

Planta originaria de China, perteneciente a la familia de las Magnoliáceas, llamadas así en honor de Pierre Magnol, destacado botánico francés. Se utilizan los frutos, que están formados por 6-10 folículos reunidos formando una estrella.

Contiene materias minerales, glúcidos, un tanino catéquico, ácidos orgánicos (quínico, etc), pero su principio activo más destacado es su esencia, rica en anetol y carburos terpénicos (felandreno, limoneno, dipenteno), aldehidos, cetonas anísicas, cineol, estragol y safrol.

Posee acción carminativa, eupéptica, espasmolítica, antiséptica, antidiarreica e impide las fermentaciones intestinales.

Indicada en gastroenteritis, meteorismos y espasmos gástricos e intestinales.

Intoxicación: La esencia, por su alto contenido en anetol, a dosis elevadas puede resultar tóxica produciendo narcolepsia, delirio, anestesia y convulsiones. La intoxicación también puede producirse al falsificar el anís estrellado con otra especie, el anís estrellado bastardo (Illicium religiosa), que es rica en alcaloides tóxicos (la sikimitoxina y la si kimina).

 

ANIS VERDE (Pimpinella anisum L.)

Es una de las hierbas aromáticas más antiguas que se conocen, y su empleo culinario y medicinal ya aparece registrado en escritos que datan muchos siglos antes de Cristo. Pertenece a la familia de las Umbelliferae. Se utilizan los frutos.

Contiene aceites esenciales, donde el principal es el anetol y su isomero alílico, el estragol (mentil-chavicol), pequeñas cantidades de aldehido y cetona anísica (p-metoxifenilacetona), y carburos terpénicos, a los que deben su acción estomática, carminativa (facilita la eliminación de gases intestinales), espasmolítica, inhibe las fermentaciones intestinales, expectorante y galactogoga.

También posee materias minerales, azúcares, glúcidos, prótidos y lípidos.

Se usa en disfunciones digestivas (dispepsias nerviosas, flatulencias, etc), catarros bronquiales, migrañas, etc.

A dosis altas su esencia es estupefaciente.

 

COMINO (Cominum cyminum L.)

Se utilizan los frutos.

Se utiliza como condimento  y tiene una acción  carminativa (impiden la formación y favorece la eliminación de los gases intestinales), tónico digestivo, emenagogo y galactógeno, debido a su esencia, rica en aldehído cumínico y acompañada de terpénos (pineno,terpineol). Además contiene también flavonoides (glucósidos del luteolol y del apigenol) con acción espasmolítica.

Se recomienda en casos de atonía digestiva, aerofagia, digestiones lentas, inapetencia. Lactancia. Hipomenorrea.

 

MENTA (Mentha piperita L.)

Existe una gran variedad de especies de Menta. Hasta el siglo XVII, todas ellas (Menta, Poleo, Hierbabuena, etc) se empleaban del mismo modo, y no se intentó realmente diferenciar sus variedades.

Hoy en día, en Occidente, la Menta piperina es la más utilizada. Se utilizan las hojas y las sumidades floridas.

Las hojas contienen materias minerales, flavonoides (derivados del apigenol y del luteolol, mentosido), un principio amargo, tanino, triterpenos (ácido ursólico y oleanolico), ácidos-enólicosf (caféico, clorogénico, rosmarínico, etc), pero su principio activo principal es el aceite esencial rico en mentol libre y esterificado (alcohol secundario terpénico monocíclico saturado), carburos terpénicos (pineno, limoneno, felandreno), mentona (cetona correspondiente al mentol) y mentofurano.

Su contenido en flavonoides, principio amargo y aceite esencial le confieren acción estomáquica (estimula la secreción de los jugos gástricos), carminativa, espasmolítica, colerética y colagoga.

Por su contenido en mentol es antiséptica intestinal y anestésica, por los ácidos fenólicos es antifúngica (contra los hongos), por el mentol, polifenoles y taninos es antivírica.

Es también antigonadotrópica.

En uso externo, por el mentol, posee una acción antiálgica, descongestiva, antiséptica, antimigrañosa, antipruriginosa y estimula la sensación de frío (analgésica).

Se utiliza en disfunciones gástricas (inapetencia, espasmos gástricos y abdominales, dispepsias, insuficiencia biliar crónica, meteorismo, vómitos,  etc.

En uso externo se usa en migrañas, dolores reumáticos y musculares, disfunciones respiratorias en forma de vahos o pomadas (resfriados, gripes, bronquitis, sinusitis, etc), neuralgias, en pastas dentífricas, etc.

La esencia es estimulante de sistema nervioso. Su inhalación, en los niños puede producir espasmos de laringe y asfixia (mentol). En personas sensibles puede producir insomnio y nerviosismo.

Plantas antiúlcera gastroduodenal

 

GORDOLOBO (Verbascum thapsus)

Sus tallos fueron utilizados como antorchas, una vez secos y sumergidos en sebo. Se la consideraba hierba mágica. Se aprovechan también las especies V. thapsiforme y V. pholomoides.

Se pueden usar las hojas, raíz y flores, siendo estas últimas las más recomendadas por tener un contenido más alto en principios activos.

Contiene abundante mucílago con acción suavizante y emoliente, muy útiles para irritaciones del aparato digestivo, la piel o aparato respiratorio.

Contiene saponinas, de acción expectorante y luidificante de las secreciones bronquiales.

También harpagido de acción desinflamatoria.

Tiene esencia,  pigmentos  carotenoides,  aucubósido,  flavonoides (hesperidosido y verbascosid) y quizá algún alcaloide que podría corroborar la ligera acción sedante cardiaco(aumenta la fuerza de contracción y disminuye la frecuencia cardiaca), sudorífico y diurético que se dice puede tener.

Una especie de este género, V. nobile, tiene demostrada acción hipotensora (Flavonoides).

Es útil en irritaciones digestivas y respiratorias (bronquitis, asma, anginas, tos, traqueitis, etc), en hemorroides, úlceras varicosas, llagas, maduración de granos, etc. Se ha empleado en enuresis nocturna y diarreas.

 

REGALIZ (Glycyrrhiza glabra L.)

Planta utilizada desde hace más de 3.000 años. Se emplea la raíz y el rizoma.

Contiene un triterpeno: la glicirricina, que se transforma es ácido glicirrético, aumentando la secreción de mucus gástrico y disminuyendo la secreción de los pepsinógenos. La glicirricina, ade más de su acción antiúlcera tiene poder edulcorante, expectorante, antitusivo y cicatrizante.

Contiene liquiritósido e isoliquiritósido (flavonoi  des) con fitodinamia espasmolítica. Se han encontrado otra flavonona recientemente con actividad antiúlcera, superior a la glicirricina. Se trata de la 3-di-(metil-hexunorato)-4, 7-dihidroxiflavonol. Contiene además: sucrosa, dextrosa (5-10%), almidón (30%), proteína, grasa, aceite esencial, resinas, asparragina.

Demostrada fitodinámia desinflamatoria, antibacteriana, actividad estrogénica y mineral o corticoide, son acciones también propias del regaliz.

Útil en bronquitis, tos úlceras digestivas, ardor de estómago, hemorroides y en diversas dermatitis.

Dosis elevadas pueden producir pérdidas de K y retención de Ni con la consiguiente retención de agua, lo cual puede producir hipertensión, dolor de cabeza, edemas, debilidad muscular o calambres. No debe ser tomado por personas que toman corticoides o antihipertensivos.

 

  • Plantas espasmolíticas digestivas

ANGELICA (Angelica archangelica L.)

Se emplea la raíz. Posee un olor aromático característico, por lo que hay que tener gran cuidado al almacenarla, pues pocas plantas muestran tanta tendencia como ésta a ser invadida por los insectos.

Contiene furanocumarinas, entre ellas la angelicina (isómero del psoralenol) que le confiere una actividad sedante marcada (semejante a la del clordiaceposido) y espasmolítica.

Su  aceite  esencial  rico  en  felandreno,  deteriora  su acción estomática, eupéptica y carminativa. También contiene derivados de psoraleno (bergapteno, imperatorina, felopterina) que le dan acción desinflamatoria.

También tiene un poco de taninos y ácidos orgánicos.

Por vía externa tiene acción antirreumática, debido a su esencia. Hay una especie los A. acutiloba Sieb.y ucc, que tienen una actividad analgésica y desinflamatoria superior a la aspirina.

Algunos autores le atribuyen acción expectorante, emenagogas y estrogénica, aunque no han sido demostradas.

Se utiliza en dispepsias, aerofagias, atonías digestivas, espasmos digestivos de origen nervioso, falta de apetito, jaquecas de origen nervioso, ansiedad, insomnio.

 

MANZANILLA DULCE (Matricaria chamomilla L.)

Parte utilizada: los capítulos florales.

Es una planta muy conocida y utilizada desde antiguo. Los egipcios, griegos y romanos la utilizaban como febrífuga, emenagoga, contra las enfermedades del hígado y los dolores intestinales.

Contiene materias minerales, un mucílago urónico, u n principio amargo y pequeña cantidad de colina. Sin embargo sus principios activos más importantes son su aceite esencial, con abundante camazuleno (deriva de una lactona sesquiterpénica del grupo de los guaianolidos, la matricina), carburos terpénicos (farneseno, cadineno, etc) y un alcohol sesquiterpénico (el bisabolol); y los compuestos polifenólicos, formados por flavonoides (glucósidos del quercetol, de la apigenina y de la luteolina) y cumarinas (la chamillina, que deriva de la umbelliferona y de su ester metílico, la herniarina).

En uso interno se usa como tónico amargo, estomáquica, carminativa, colerética, diurética, antiúlcerosa (bisabolol) y emenagoga.

Es también espasmolítica (aceite esencial, flavonoides, cumarinas), desinflamatoria (camazuleno, matricina) y antialérgica.

Por su contenido en aceite esencial (camazuleno, bisabolol) posee una fitodinamia antibiótica, antimicrobiana (sobre todo frente al estafilococo) y antifúngica (candida). Actúa como ligeramente hipnótica (aceite esencial, flavonoides).

En uso externo actúa como desinflamatoria, cicatrizante de piel y mucosas, antiséptica y antineurálgica. Se utiliza en muchas lociones capilares para aclarar los cabellos.

Indicada en gastritis, úlceras gastroduodenales, espasmos gastrointestinales, vómitos, digestiones lentas, meteorismo, dispepsias biliares, enteritis. Nerviosismo.

Uso externo en estomatitis, glositis, conjuntivitis, blefaritis, eczemas, heridas, contusiones, vaginitis, etc.

 

MELISA (Melissa officinalis L.)

Se emplean los tallos con las hojas.

Tiene acción espasmolítica, carminativas, eupépticas, ligeramente hipnótica (terpenoides del aceite esenc ial), analgésica, antimigrañosa, sedante (semejante a la papaverina), bacteriostáticas y antibióticas, debidas a su contenido en aceite esencial que consta de carburos terpénicos (pineno y limoneno), alcoholes (geraniol y linalol) y aldehídos terpénicos (citral, citronelal).

También posee taninos catéquicos y ácidos fenoles caféico (clorogénico, rosmarínico, succínico), un principio amargo, triterpenos (ácido ursólido y oleanólico), a los que se atribuyen acciones coleréticas, antiinfeciosas, antivirales y desinflamatorias de mucosas digestivas y bronquiales.

En uso externo es antineurálgico, antimigrañoso y cicatrizante, por lo que se utiliza en jaquecas, lumbalgias, neuralgias, etc.

También posee actividad antigonadotrópica.

Se utiliza en disfunciones digestivos y cardíacos de origen nervioso, insomnio, etc.

Forma parte del producto llamado "Agua del Carmen", remedio popular utilizado desde antiguo para disfunciones digestivas. La forman además la canela, clavo, nuez moscada, coriandro y angélica.