gallery/teaming

La "Conciencia" es la parte mental del ego, mientras que la "Consciencia" es la integridad con el Ser.

gallery/images

Salud

Plantas Medicinales

"Ni tan lento que la muerte te alcance, ni tan rápido que des alcance a la muerte."

Dentro de estas plantas podemos diferenciar dos grupos:

 

Plantas coleréticas y colagogas: es decir, plantas que regulan la coleresis, estimulando la formación de bilis en el hígado y aumentando, por tanto, el volumen de la secreción biliar (coleréticos) o bien aquellas que aceleran la evacuación de la bilis por estímulo de la función biliar (colagogos). La acción se debe a principios de diferente naturaleza química (alcaloides, polifenoles, lactonas, etc): ALCACHOFERA, BOLDO, ROMERO, DIENTE DE LEÓN, TOMILLO , MILENRAMA, BARDANA, AJENJO, ACHICORIA, FUMARIA, HELENIO, HELICRISTO, AGRIMINIA, LAVANDA, MANZANILLA DULCE, MELISA, MENTA, POLEO, SALVIA, ORTIGA VERDE, CELIDONIA.

Protectores hepáticos: cuando existe lesión o insuficiencia hepática, está indicado el uso de plantas, que protejan al hígado de la acción destructora de los elementos tóxicos. Suelen emplearse plantas de acción local, para suprimir la formación y absorción de sustancias tóxicas nitrogenadas. Dentro de este grupo debemos destacar la acción de dos plantas, que poseen capacidad de regenerar las células hepáticas: CARDO MARIANO Y ALCACHOFERA.

 

  • ALCACHOFA (Cynara scolymus)

Se utilizan las hojas y no las brácteas que es lo que se consume habitualmente

Originaria del norte de África. Procede su nombre de "canina" espinas del involucro, semejantes a dientes de perro. Se emplean las hojas.

Contiene un diéster del ácido caféico y quínico, amadoll cynarina con acción estimulante de la vesícula biliar, así como una acción regenerante de la célula hepática y una acción hipocolesterolemiante.

Además contiene un principio amargo, la cynaropicrina que parece tener cierta acción antitumoral, además de las típicas acciones de los principios amargos. Se ha detectado también una lactona sesquiterpénica del grupo de los guaianólidos, equivalente a la que posee el diente de león.

Además posee numerosos ácidos polifenólicos con una actividad hepato-renal: acción colerética y diurética. La acción diurética es potenciada con sales de potasio y flavonoides (derivados de la luteolina: cinarósido, escolimósido y cinaratrósido). Se trata pues de una planta con acc iones interesantes sobre hígado, vesícula biliar y riñones.

Además posee un principio amargo (la cinaropicrina), ácido clorogénico, ácido alfa-hidroximetilacrílico, ácido málico, cítrico, succínico, etc. Y en menor proporción: mucílago, pectina, esteroles (B-sitosterol, estigmasterol), alcoholes triterpénicos (taraxasterol), sapogenina esteroidea.

Otras acciones: antibacteriana (debido a uno de los ácidos fenólicos), aperitiva, febrífuga, laxante, tónica.

Cuaja la leche por la presencia de determinadas diastasas como peroxidasas, catalaxas, cinarasas, oxidasas, antidiabéticas. No es aconsejable en madres en época de lactancia y se dice de ella que tiene un efecto rejuvenecedor tisular y por tanto previene el envejecimiento.

Existen unas oxidasas muy activas en las hojas de la alcachofera, que degradan los derivados O-Dihidroxifenólicos (cinarina, flavonoides), en el c urso de la desecación, lo que explica el oscurecimiento de la planta cuando el secado no se hace rápidamente. La temperatura de secado no debe ser superior a 40ºC.

Se utiliza en disfunciones hepato-biliares: hepatitis, hígado graso, insuficiencias, ictericias, vesícula perezosa, colelitiasis, hipercolesterolemias.

 

  • BOLDO  (Peumus boldus)

Planta originaria de los Andes Chilenos. Se emplean las hojas.

Contiene alrededor de 20 alcaloides, derivados de aporfina. El principal, la boldina, existe en un porcentaje próximo al 30% del total. Otros alcaloides (reticulina, isocoridina, sparteina, etc). Contiene esencia rica en cineol, p-cimeno, eucaliptol y ascaridol. Contiene también flavonoides (pneumosido y boldosido), materias minerales, ácidos orgánicos, glúcidos y lípidos.

Su acción principal: estimulante digestivo, colerético y colagogo.

Además, acción diurética, acción sedante del sistema nervioso (debido a la boldina), acción antihelmíntica (ascaridol). A dosis altas es hipnót ico y anestésico.

El aceite esencial tiene propiedades desinflamatorias y carminativas.

Se recomienda en digestiones lentas, flatulencias, trastornos de la vesícula biliar e hígado, cálculos biliares, típico insomnio de enfermos hepáticos, etc.

A dosis fuertes, sobre todo la esencia, puede producir, vómitos, diarreas y alteraciones del sistema nervioso (efecto narcótico).

 

  • CARDO MARIANO (Sylibum marianum)

También llamado "cardo lechero" originario de Europa Central y Occidental. Existe una antigua tradición que hace referencia a las manchas blancas de las hojas de esta planta aludiendo que fueron producidas por la leche de la Virgen María. Se usaba para las madres en época de lactancia. Fue ya descrito por Teofrasto y utilizado por Dioscórides.

Se emplean las semillas.

Las semillas de Cardo Mariano desde muy antiguo y empíricamente han sido utilizadas en el tratamiento de los trastornos hepáticos. Se creía que esta acción era debida a los principios amargos que contienen.

Posteriormente se han descubierto en su composición determinadas sustancias que justifican científicamente su acción.

La semilla está compuesta por: principios amargos, aceite esencial, resina, tiramina, hitamina y flavonas. El componente más importante y que justifica su acción es la silimarina o silybina, que es u n componente flavonoide muy amargo y con marcada acción hepato-desintoxicante. Tiene una gran afinidad con el hepatocito (célula hepática). Y además de su acción desintoxicante está comprobado científicamente que es la única sustancia conocida con poder real de regeneración de la célula hepática, por lo que resulta particularmente útil en el tratamiento de todas las hepatopatías y trastornos hepáticos, tanto lesiónales como funcionales, tóxicos, infecciones virales (hepatitis tipo A, B, etc.). También es un tónico amargo.

El aceite esencial que contiene así como la resina de sus semillas tienen una acción discretamente colerética y colagoga, cualidad ésta que resulta óptima como coadyuvante de la acción de la silimarina. Parece ser que también es un tónico cardíaco y algo hipertensor.

Los trabajos del Centro Hepatológico de Letonia, ha n permitido demostrar que el hígado expulsa las sustancias extrañas del organismo a una velocidad determinada, que no es la misma en todos los organismos. A través de investigaciones de varios años realizadas con modelos matemáticos de funcionamiento de hígado, se ha advertido que esta velocidad puede ser alta, mediana o baja y que estas variantes parecen estar genéticamente condicionadas. Se ha observado que en hígados cuya velocidad de expulsión de tóxicos es baja, la administración de 150 mg. de silimarina, aceleran en un 70% la velocidad de eliminación. Esto se ha demostrado mediante la inyección de un colorante especial en la sangre del paciente, recogiéndolo con un aparato diagnosticador que traza un diagrama, permitiendo visualizar la velocidad con que es expulsado el colorante por el hígado, antes y después de la administración de silimarina. La velocidad de eliminación de tóxicos cuando se ingiere una dosis media de silimarina es aplicable también al alcohol puesto que éste se elimina hasta 10 veces más rápido después de la ingestión de la misma.

Indicaciones DM: Hepatopatías de todo tipo, tóxicas, virales, etc., alcoholismo, cirrosis, drogadictos, etc. También es útil en alergias y migrañas. Se dice que es útil contra el mareo de los viajes.

 

  • CURCUMA (Curcuma longa)

Se utiliza el rizoma (tallos subterráneos)

El rizoma contiene un aceite esencial, pigmentos, un principio amargo, ácidos orgánicos, resina y almidón. Curcuminoides

Es tónico estomacal, colagoga y carminativa.

Se recomienda en inapetencia, dispepsia, gastritis crónica, hipoclorhidria, gases intestinales, colescistopatias. Protección celular. Hipolipemiante. Detoxificación hepática. Infecciones víricas y bacterianas La toma es: en infusión: 15 - 20 gr. de rizoma por l. de agua. Tomar 1 taza durante la comida. y en polvo: 1 gr. diario repartido en 3 tomas. Dosificación recomendada: 300 - 600 mg / día de extracto estandarizado de raíz (95% de curcuminoides).

Su toma está contraindicada en embarazo y obstrucción de las vías biliares.

 

  • DESMODIUM (Desmodium adscendens)

Se utilizan tallos y hojas.

Contiene ácidos (gammalinoléico, oléico, láurico, irístico,m palmítico, esteárico, araquidónico). Minerales (azufre, silicio, calcio, potasio, magnesio, hierro, sodio, manganeso, zinc y cobre). Saponinas triterpénicas. Alcaloides.

Es hepatoprotector, aperitivo, colagogo, digestivo, depurativo, antivomitivo, colerético, antialérgico.

Se recomienda en hepatitis, disquinesia biliar, náuseas y vómitos, bronquitis alérgica, lesiones hepáticas, trastornos digestivos, asma, faringitis alérgica.

El Desmodium, según las observaciones realizadas, favorece la normalización de las transaminasas siendo un específico para el tratamiento de la hepatitis. Protege el tejido hepático con independencia de la etiología o el tipo de hepatitis que constituya el proceso patológico. Actúa normalizando los brotes inflamatorios frente a la aparición de cuadros degenerativos (cirrosis). En la cirrosis mantiene estable, siempre según el grado de afectación, la resistencia del tejido hepático.

El efecto de normalización sobre el nivel de las tr ansaminasas es muy rápido, de 8 a 10 días, pero conviene prolongar su toma durante 20 a 30 días.

 

  • DIENTE DE LEON (Taraxacum officinale)

Esta planta, llamada "achicoria amarga" fue utilizada para la preparación de cervezas, vinos y bebidas tónicas.

De esta planta se emplean normalmente las hojas, aunque es muy interesante el uso de las raíces.

Se trata de una planta de composición compleja. Con tiene un principio amargo, probablemente la lactupicrina o taraxacina (químicamente es una lactona esequiterpénica del grupo de los guaianólidos), así como flavonoides (luteolóxido, cosmosiósido). Además contiene una complicada mezcla de otros componentes como: inulina, derivados triterpénicos pentacíclicos   (taraxérol,   taraxasterol...),   carotenoides (taraxantina), una resina ácida (taraxerina), ácido3-4-dioxicinámico, ácido cítrico, ácido feniloxiacético, vitamina B2, citosterol, cumestrol, vitamina C y A, calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, selenio, manganeso, enzimas, ácido fólico, ácidos grasos, taninos.

Destacan dos acciones principales de esta planta: acción positiva sobre los trastornos hepáticos y biliares, por sus acciones coleréticas y colagogas, así como sobre los riñones, por su acción diurética, quizá debido a un efecto estimulante de origen enzimático. Parece que tienen una acción estimulante de las secreciones pancreáticas. También es eupéptico y ligeramente laxante.

Se piensa actualmente que tiene un efecto protector sobre el tejido conjuntivo, lo cual justificaría su eficiencia en reumatismos crónicos.

 

  • FUMARIA (Fumaria officinalis)

Se utiliza la planta florida, salvo la raíz (mayo-septiembre)

La planta contiene varios tipos de alcaloides (canadina, protopina, fumarina , fumaricina, fumarilina, estilopina, criptonina, sanguinarina, coriladina...), entre los cuales el más importante es la fumarina. Ácido fumérico, tanino, potasio, resinas y flavonoides.

Es  tónico  aperitivo,  depurativo, detersivo,  diurético,  laxante, vermífugo.

Se utiliza en congestiones hepáticas, ictericia,; arteriosclerosis, plétora, hiperglobulia, hiperviscosisdad sanguínea; hipertensión; anemia; linfatismo; parásitos intestinales; dermatosis (herpes, eczemas..); infecciones venéreas.

Los flavonoides son hepatoprotectores y antivíricos. ( Infusión de medio puñado de hojas secas por litro de agua, durante 15 minutos. Tomar 3 vasos al día. No prolongar más de 10 días la fitointervención).

 

  • MENTA (Mentha piperita)

Se utiliza hoja, sumidad florida.

Contiene aceite esencial (mentol, mentona, acetato de metilo, mentafurano, isomentona, pulegona, piperitona, cineol, limoneno), flavonoides (apigenol, luteol, rutósido, mentósido) , ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico, rosmarínico), taninos, triterpenos (ácido ursólico, ácido oleanílico)

Tiene acción espasmolítica, antimigrañosa, carminativo, colerético, antiséptico, antifúngico, inhibidor dela HMG-CoA reductasa hepática.

Se recomienda en fatiga (cansancio general), atonía digestiva, indigestiones, gastralgias, aerofagia, espasmos gástricos y cólicos, flatulencia, diarreas, cólera, intoxicaciones de origen gastrointestinal, aliento fétido, afecciones hepáticas, vómitos nerviosos, palpitaciones y vértigos, migrañas, temblores, parálisis, reglas insuficientes o dolorosas, impotencia, asma, bronquitis crónica, tuberculosis, parálisis intestinal, síndrome del intestino irritable.

Hígado